www.cccp.org.co www.dimar.mil.co
encabezado
Tumaco, 23 de septiembre de 2017 10:31 pm

 

Septiembre 2017
previous month D L M X J V S next month
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Servicios especiales - Centro de Alerta de Tsunami - Antecedentes Antecedentes

Usar puntuación: / 12
MaloBueno 

Centro de Alerta de Tsunami

Antecedentes | Instalaciones | Capacidades | Servicios | Productos | ContactoEnlaces relacionados


El 29 de abril de 2005 se realizó en Tumaco el primer ‘Simulacro de Evento por Sismo, Licuación y Tsunami' , el cual fue seguido de cerca por autoridades locales y nacionales. Éste fue el primer ejercicio de estas características que se llevó a cabo en el litoral Pacífico colombiano movilizando a más de 12000 personas, y en el que participó activamente la Dirección General Marítima (Dimar).

Posteriormente, en diciembre de 2008, el Centro de Alerta de Tsunami (CAT) de Dimar cimienta sus bases cuando la Comisión Colombiana del Océano (CCO), en cabeza del Vicepresidente de la República, Dr. Francisco Santos Calderón, consideró que la Autoridad Marítima Nacional, a través de sus centros de investigación, los entonces Centro Control Contaminación del Pacífico (CCCP) y Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas (CIOH), era la entidad idónea para desarrollar e implementar un CAT. Para tal fin el señor Contralmirante Jairo Javier Peña Gómez, Director General Marítimo en dicho periodo, designó al entonces director del CCCP, Capitán de Fragata Ricardo Molares Babra y al personal científico de este Centro la creación de un CAT que cumpliera con los parámetros que la comunidad nacional, regional e internacional exige.

El CAT inició su funcionamiento desde marzo de 2009 en las instalaciones del Área Naval de El Morro, en el municipio de Tumaco, con el objetivo de recibir información sobre los sismos ocurridos en la región del Pacífico, determinar si estos han generado olas de tsunami y finalmente, apoyar técnicamente a la entidad autorizada a nivel nacional de emitir alertas de tsunami a las  poblaciones costeras colombianas, con miras a minimizar el impacto de este fenómeno natural, especialmente sobre la vida y el bienestar de los seres humanos.

Para hacer posible la operatividad del CAT la Dimar-CCCP interactúa con otras entidades que proporcionan información y facilitan el funcionamiento del mismo, entre ellas, el Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) que mediante un acelerógrafo realiza detecciones sísmicas ocurridas en el Pacífico colombiano y emite un boletín; Northern California Management Center (CISN), que trasmite en tiempo real información sísmica de todo el mundo; National Oceanic and Atmospheric Administration (Noaa) que emite alarmas por tsunami; la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI), que por medio de su red de mareógrafos transmite información en tiempo cuasi real; y el Observatorio Sismológico de Sur occidente (Corporación Osso) y la CCO como entidades responsables de la Red de Detección y Alerta de Tsunamis o Maremotos para Colombia.

El 13 de agosto de 2009 se realizó el segundo “Simulacro por Sismo, Licuación y Tsunami” en Tumaco con la participación de más de 8000 personas, entre las cuales se encontraban estudiantes y docentes de 22 instituciones educativas de Tumaco. El CAT de Dimar participó a través de la verificación de la información sísmica, la altura de la marea para Tumaco en las tablas elaboradas por el Área de Oceanografía Operacional del Cccp, la hora estimada de llegada del tsunami y la altura de la primera ola; todo esto se efectuó de forma simulada, ya que se requirió para el ejercicio.

El 7 de octubre de 2010 se realizó el tercer ejercicio “Simulacro de evento por Sismo, Licuación y Tsunami” en San Andrés de Tumaco, después de más de cuatro meses de coordinación y planeamiento por parte de los miembros del Comité Local de Prevención y Atención de Desastres (Clopad). El CAT participó por segunda vez en un evento de estas características con aportes en modelación matemática para pronosticar el tiempo aproximado de llegada de las olas de tsunami.

En la actualidad, ante un posible Tsunami, la Corporación Osso hace las consultas pertinentes con la CCO y posteriormente informa a la Dirección de Gestión del Riesgo para que sea esta última quien, según las características del evento, emita la Alerta o Alarma a los Comités Regionales de Prevención y Atención de Desastres (Crepad) y los Clopad respectivos para preparar a la población para la evacuación. En este marco, la Dimar-CCCP continúa adelantando diferentes gestiones en beneficio del fortalecimiento del CAT, tales como: la adquisición e instalación de una red nacional mareográfica, el entrenamiento constante del personal científico y técnico del Centro, la generación de protocolos de comunicación y la aplicación de modelos matemáticos operacionales para eventos de propagación de ondas de tsunami.


Impacto del tsunami sobre el Litoral Pacífico colombiano

El legado de muerte que trajo consigo el tsunami que golpeó el sudeste asiático el 26 de diciembre de 2004 asciende a más de 250.000 víctimas humanas. Sumado a la pérdida de vidas humanas, el tsunami también arrasó con poblaciones enteras, destruyó importantes ecosistemas y desmanteló el tejido social construido por décadas. Por lejano y ajeno que parezca este fenómeno a los colombianos, vale la pena recordar que cuatro tsunamis afectaron el litoral Pacífico colombiano durante el siglo pasado (1906, 1942, 1958 y 1979), de especial severidad fueron los ocurridos en 1906 y 1979.

Un tsunami está conformado por una serie de ondas oceánicas generadas por perturbaciones fuertes y abruptas de la corteza oceánica. Estas ondas pueden ser formadas por diversas fuentes, como terremotos submarinos, ondas de presión debidas a erupciones volcánicas, explosión de volcanes submarinos o deslizamientos de tierra. Cada una de estas fuentes tiene un mecanismo de generación específico, por lo que las características de las ondas de tsunami (i.e. forma, amplitud, período, dirección de propagación) dependen, entre otros factores, de la fuente generadora.

Deformación inicial del lecho marino y las subsiguientes etapas de evolución de un tsunami.

Deformación inicial del lecho marino y las subsiguientes etapas de evolución de un tsunami.

La mayoría de los grandes tsunamis son causados por terremotos generados bajo la corteza oceánica. El movimiento repentino del fondo del mar en la fuente sísmica (falla tectónica) causa una deformación casi inmediata en la superficie del agua. La energía potencial transmitida al volumen de agua desplazada es convertida en energía cinética por la fuerza gravitacional, que trabaja como fuerza restauradora del sistema. Los mayores tsunamis registrados en el mundo han sido generados por terremotos submarinos: Ecuador-Colombia (1906), Chile (1960), Alaska (1964), Filipinas (1976), Papua Nueva Guinea (1998), Indonesia (2004).

Eventos tsunamigénicos más representativos de los últimos 30 años (adaptado de International Tsunami Information Center –ITIC-, Intergovernmental Oceanographic Commission, ICG-ITSU).
Fecha Localización Pérdida de vidas (estimadas)
17/08/1976
Filipinas
8000
19/08/1977
Indonesia
189
18/07/1979
Indonesia
540
12/12/1979
Colombia
500
02/09/1992
Nicaragua
168
12/12/1992
Islas Flores, Indonesia
1000
12/07/1993
Japón
230
03/06/1994
Java, Indonesia
222
17/07/1998
Papua Nueva Guinea
2500
26/12/2004
Indonesia
250000

En cuanto a la propagación, como resultado de la perturbación en la superficie del agua se genera un grupo de ondas de período muy largo llamadas solitones (i.e. 5 a 100 minutos). La onda inicial, o líder, tiene una longitud de onda proporcional a las dimensiones de la fuente generadora, que en el caso de grandes terremotos puede alcanzar los 500 km de longitud. La velocidad de propagación depende de la profundidad del océano, en el océano Pacífico los solitotes pueden alcanzar velocidades hasta de 700 km/h. Sin embargo, la amplitud de la onda típica de un tsunami en aguas indefinidas es usualmente muy pequeña, del orden de centímetros a dos metros, lo cual dificulta su detección porque se confunde fácilmente con el oleaje generado por el viento. Sin embargo, cuando el tsunami alcanza la región costera, donde se reducen en forma considerable las profundidades del agua, la amplitud de las ondas se incrementa significativamente, mientras que la longitud de onda disminuye en forma apreciable.

Propagación y transformación de ondas de tsunami en mar abierto y cerca de la costa.

Propagación y transformación de ondas de tsunami en mar abierto y cerca de la costa.

Propagación y efectos

Una vez que el sismo ha generado una perturbación en la masa de agua, las ondas se propagan por la plataforma continental generando una serie de ondas con forma estable, llamadas solitones, y una cola oscilatoria. A medida que un tsunami se acerca a la costa, las ondas que lo conforman cambian sus características (e.g. longitud de onda, amplitud, dirección de propagación) debido a la influencia de accidentes costeros tales como: arrecifes, plataforma continental, islas, ensenadas, entre otros.

El cambio brusco de profundidad por a la presencia de la plataforma continental es, posiblemente, el factor que más cambios origina en los solitones que componen un tsunami. Se ha mostrado que la reflexión producida por un cambio brusco de profundidad (e.g. como el existente en el cantil de la plataforma continental) da lugar a que el volumen de agua que supera este cambio brusco de profundidad no esté en equilibrio con la nueva profundidad, lo que da lugar a una nueva descomposición en solitones y tallo oscilatorio. Incluso, una vez superado el cantil de la plataforma los tsunamis sufren importantes modificaciones por refracción y resonancia.

Cuando un tsunami inunda la costa resultan cinco tipos de fuerzas: (1) las fuerzas boyantes generadas por una parcial o total sumergencia, que tienden a levantar las estructuras de sus cimientos; (2) las fuerzas de arrastre debido a las altas velocidades del agua que inunda las zonas de tierra, capaces de destruir o arrastrar hacia la tierra (Run-up) o en dirección al mar (Run-down) estructuras o elementos con la ayuda de las fuerzas boyantes, y también generar importantes procesos de socavación en las bases de las estructuras; (3) las fuerzas de impacto debido a la onda líder del tsunami; (4) las fuerzas de impacto causadas por edificios, botes, vehículos, tanques de combustible, árboles rotos o cualquier elemento arrastrado por el agua, que pueden destruir estructuras por impacto o porque generan cantidad de movimiento que al sumarse a las otras fuerzas desplazan las estructuras en la dirección de la corriente, y (5) las fuerzas hidrostáticas, capaces de hacer colapsar estructuras o muros.

En cualquier caso, la cota máxima de inundación alcanzada por un tsunami depende de la geometría de la costa, del período del tsunami, su posibilidad de rotura y la fricción del lecho.

Impacto sobre el Litoral Pacífico colombiano

El Bloque Norte de los Andes es una región de intensa actividad tectónica, particularmente en la franja sísmica ubicada frente a litoral Pacífico Sur de Colombia y norte de Ecuador. En esta zona se presentaron durante el pasado Siglo XX cuatro grandes terremotos con Mw> 7.7 (Figura 3)(Tabla II). El más grande de ellos (31 de enero de 1906 (Mw> 8.7) tuvo una longitud de ruptura estimada de 500 km; parcialmente reactivada en secuencia de sur a norte en los eventos del 14 de mayo de 1942 (Ms > 7.9), del 19 de enero de 1958 (Ms>7.8) y del 12 de diciembre de 1979 (Ms>7.7).

Análisis de los movimientos verticales más recientes que han afectado en el litoral Pacífico sur de Colombia y el norte de Ecuador.

Análisis de los movimientos verticales más recientes que han afectado en el litoral Pacífico sur de Colombia y el norte de Ecuador.

Registro histórico de tsunamis en el litoral Pacífico colombo-ecuatoriano durante los últimos 100 años (Adaptado de NOAA-NESDIS National Geophysical Data Center, 2003).
No. Fecha Epicentro (Latitud) Epicentro (Longitud) Magnitud Run-up [m] Observador en
1
31-01-1906 01 o 00'N 81 30'W 8.6 M w 5.0 Japón, Colombia, Ecuador
2 02-10-1933 02 o 00 'S 81 00'W 6.9 M w 1.5 Colombia, Ecuador
3 14-05-1942 00 o 01 'S 81 30'W 7.9 M w 0.5 Colombia, Ecuador
4 19-01-1958 01 o 12 'N 79 30'W 7.8 M w 1.0 Colombia, Ecuador
5 12-12-1979 01 o 36 'N 79 30'W 8.2 M w 5.0 Japón, Colombia, Ecuador

Estos terremotos originaron tsunamis que devastaron la región costera del litoral Pacífico colombo-ecuatoriano, causando graves daños y pérdidas de vidas humanas. El evento de 1979, que afectó a gran parte de los habitantes de la bahía de Tumaco (Nariño), fue significativamente desastroso. Los daños, tanto materiales como humanos, originados como consecuencia de este sismo-tsunami a lo largo de la costa sur de Colombia, desde Tumaco hasta Guapi, fueron sumamente graves. Sólo en el departamento de Nariño se registraron cerca de 452 muertos y 1011 heridos, alrededor de 3080 viviendas fueron destruidas por completo y más de 2100 averiadas.

Parte de la línea de costa de Colombia fue barrida por este tsunami. Caso puntual de la población costera de San Juan de la Costa, ubicada a 60 km al norte de Tumaco, la cual fue destruida en su totalidad. El tsunami arrasó la isla barrera sobre la cual estaba asentada esta población, destruyendo todas las construcciones y dejando un saldo de por lo menos 220 personas fallecidas, en su mayoría niños. En el sector noroccidental de Tumaco se registraron inundaciones de carácter local, mientras que la isla barrera de El Guano, ubicada al frente de las islas de El Morro y la Viciosa, desapareció.

Registro fotográfico de la destrucción que dejó a su paso el tsunami de 1979 en Tumaco, Colombia.

Registro fotográfico de la destrucción que dejó a su paso el tsunami de 1979 en Tumaco, Colombia.

El tsunami arribó a la costa en marea baja, por lo que los daños causados no fueron mayores. Se estima que si este tsunami hubiera ocurrido durante marea alta, el área inundada en Tumaco habría sido hasta cuatro veces mayor, por lo que el impacto adverso del fenómeno podría haber sido devastador. Además de los efectos directos sobre las costas, también se presentaron repercusiones a escala tectónica. Por comparación entre el nivel de marea anterior y posterior al evento tsunamigénico de 1979, de acuerdo con los relatos de los habitantes y por las señales recogidas en campo (i.e. árboles antes verdes, medio secos y sumergidos), se comprobó la ocurrencia de subsidencia o hundimiento a lo largo de por lo menos 200 km de la costa del sur del Pacífico colombiano y norte del Ecuador.

Cabe señalar que previamente al evento de 1979 ya se había pronosticado la zona de su ocurrencia, con base en las observaciones del desplazamiento hacia el norte de los epicentros superficiales de los terremotos de 1942 y 1958 a lo largo de la línea costera Colombo-Ecuatoriana. La ruptura del terremoto de 1979 cubrió una brecha en la zona sísmica superficial del noroeste de Ecuador y sureste de Colombia en la región en que se había pronosticado que ocurriría. Estudios recientes sugieren que esta brecha no está completamente cubierta, por lo que es probable que se presenten fenómenos de similar magnitud siguiendo la dirección norte.


 
 
 
Dirección General Marítima - Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Pacífico. Copyright © 2003-2012.
Vía "El Morrro", Capitanía de Puerto, Tumaco. Nariño. Colombia | Telefax: 57 (2) 727 26 37 | jefcccp@dimar.mil.co
Atención al público: Lunes a viernes, 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00 (UT-5)
Administrador web: ncarvajal@dimar.mil.co | | Página generada en 0.00012993812561 segundos